El Muay Thai o boxeo tailandés goza de una fuerte tradición histórica y cultural en su país, donde es todo un símbolo nacional. Fuera de sus fronteras, lleva años extendiéndose como un arte marcial de fuerte seguimiento que aporta a sus practicantes autodisciplina, autoestima y auto respeto.


Al Muay Thai se le conoce como "el arte de los ocho miembros" ya que en las técnicas de golpeo (hacia las piernas, cuerpo y cabeza) se utilizan puños, codos, piernas y rodillas; la mayoría de las técnicas de pierna se realizan golpeando con la tibia, aunque existe la patada frontal, ejecutada con el pie.


También está permitida la lucha cuerpo a cuerpo, en lo que se conoce como "clinching", consistente en que los dos rivales se agarran e intentan tirar al contrincante al suelo, aprovechándose de su inestabilidad, mediante barridos, o simplemente se proponen reducir su resistencia y aumentar su cansancio infligiéndole daño en las costillas, estómago, piernas o cadera mediante golpes con la rodilla, siempre pendientes de no dejar hueco para que el oponente pueda contraatacar con un codo o un derribo. Por todo esto, está considerada como el arte marcial más dura que existe.